filtros activos

Lubricantes íntimos

     Los lubricantes íntimos de Disfrútate son productos elaborados con componentes que ayudan a disminuir la fricción en la zona genital, anal, en el momento de tener relaciones sexuales. Son ideales también para la sequedad vaginal ya que al aplicarlos se con contrarresta la pérdida de humedad...

     Los lubricantes íntimos de Disfrútate son productos elaborados con componentes que ayudan a disminuir la fricción en la zona genital, anal, en el momento de tener relaciones sexuales. Son ideales también para la sequedad vaginal ya que al aplicarlos se con contrarresta la pérdida de humedad natural en la vagina y evita que el roce en coito sea incómodo y/o doloroso.

     Es importante advertir a nuestros clientes que no aconsejamos usar lubricantes caseros tales como vaselina, cremas hidratantes, aceite de cocina, y cualquier otro que se nos pueda ocurrir ya que estos pueden provocar descontroles de pH vaginal y derivar en incomodidades como el picor y la irritación vaginal.

Tipos de lubricantes íntimos

     En Disfrútate te enseñamos los distintos tipos de lubricantes íntimos que hay en el mercado y que ayudan a mejorar la experiencia sexual:

  • Lubricantes íntimos de agua: se recomiendan para reducir la sequedad vaginal causada por niveles incontrolados de estrógenos. Son fáciles de limpiar, no manchan y son seguros cuando se usan con condones. Sin embargo, dado que tienden a secarse, si no se usan en mucho tiempo. Además, no son aptos para juegos en el agua, ya que al estar basados en aloe vera se diluyen... ¡sentimos mucho decirte que no son la mejor opción para usarlos en la ducha!
  • Lubricantes íntimos de aceite: están hechos de grasas vegetales, como grasas de aceitunas y maíz. Aunque han sido populares durante muchos años, en la actualidad no se recomiendan. Aunque proporcionan una lubricación duradera, pueden provocar manchas en la ropa y las sábanas...¡y todos sabemos lo difícil que es quitarlas!. Lo más grave es que pueden deteriorar el látex del preservativo y favorecer su rotura. Además, en muchos casos, también conducen a infecciones en la zona genital femenina debido a la falta de control sobre la flora vaginal.
  • Lubricantes íntimos de silicona: son más densos y duran más que los lubricantes de agua. Son ideales para el juego anal y juegos sexuales de todo tipo en el agua, ya que se adhieren a la piel y no se van fácilmente, y no se recomienda usarlos con juguetes sexuales por ese motivo. Es importante también leer la letra pequeña, porque muchos de estos lubricantes no son compatibles con preservativos.

Otros tipos de lubricantes íntimos

     También hay otro tipo de lubricantes íntimos que son especiales y es necesario conocer porque pueden causar efectos indeseables o inesperados (en Disfrútate los tenemos en las secciones de Slow Sex). Este es un listado de los favoritos de nuestros clientes:

  • Lubricantes íntimos estimulantes: a veces contienen arginina o mentol y son ideales para provocar sensaciones en el clítoris, órganos genitales y demás zonas erógenas.
  • Lubricantes íntimos térmicos: son aquellos que producen un efecto calor o frío y son ideales para despertar sensaciones en cualquier parte externa de tu cuerpo.
  • Lubricantes íntimos comestibles: suelen ser de sabores, también son llamados pinturas comestibles, son ideales para el juego sexual, para dibujar en el cuerpo de la pareja... y limpiarlos después con la lengua mientras te das un manjar.
  • Lubricantes íntimos ecológicos: ¡nuestros favoritos! Contienen componentes hipoalergénicos para aquellos que suelen tener alergias.